Tu Inner Coach©, Psicóloga y Psicoterapeuta integral
MENU

7 razones para activar tu niño interno

Nuestro niño interno representa el centro psicológico donde conservamos las cualidades de inocencia, espontaneidad, alegría, entusiasmo, movimiento, creatividad, vitalidad, cooperación, tendencias naturales tal y como se presentan en la niñez temprana, hasta los 3 años de edad aproximadamente.

A partir de los 3 años de edad, si el niño es bien nutrido afectivamente y acompañado adecuadamente en su aprendizaje de cómo funcionar en el mundo, las tendencias naturales señaladas se afianzan y matizan de acuerdo a los rasgos de temperamento y el carácter que va desarrollando el niño.

Sin embargo, si durante la primera y segunda infancia, aproximadamente hasta los 8 años de edad, el niño no es atendido adecuadamente, recibe escasas expresiones de afecto y apoyo, entonces a edades muy tempranas comienza a desarrollar otro tipo de tendencias como el egocentrismo, la competitividad hostil, la manipulación, el engaño, el orgullo, egoísmo, vanidad.

Estos rasgos, en la adolescencia y adultez, se van afianzado como rigidez de pensamiento y carácter, baja autoestima, reactividad emocional, tendencias depresivas, limitaciones para ´desarrollarse y progresar profesional y laboralmente, dificultades para mantener relaciones saludables y estables, entre otras condiciones desventajosas para la persona.

De ahí que el aprender a nutrir y alentar las tendencias naturales saludables de tu niño interno, desde la calidez del contacto con tu madre interna, representa un trabajo profundamente sanador que activa el contacto contigo mismo y los aspectos y procesos de tu Ser que te describo a continuación.

  1. El re-conocimiento de ti mismo.

Re-conocerte es regresar al contacto contigo, desde el aprecio y el afecto espontáneo que surgen al recuperar tu ingenuidad, sin cuestionamientos ni juicios de valor, aceptando todo aquello que consigues dentro de ti y que representa quien eres, todo aquello que te define como un ser único e irrepetible.

El vivir desde el amor ti, desde las cualidades naturales del niño saludable, además de “ablandarte”, “refrescarte” y vitalizarte, te permite identificar tus cualidades, capacidades, tu modo muy particular de conectarte con los demás y el mundo desde tus afectos, y lo cual facilita desarrollar tu naturaleza y sus potencialidades, pues al reconocernos, sabremos qué y cómo hacerlo, desde el placer que nos genera nuestro propio crecimiento, eligiendo caminos productivos y provechosos.

  1. Tus fortalezas personales y autoestima.

¿Cómo podemos mejorar si no sabemos qué y cómo mejorar?

El autoconocimiento es un paso previo para orientar tu propia vida y tus acciones de acuerdo la “configuración esencial” de tu Ser, tus cualidades, aptitudes propósitos e intereses.

Como ya sabes, el aprender a reconocer cada aspecto de tu naturaleza, desde el respeto y el no enjuiciamiento, desde la aceptación incondicional y la ingenuidad del niño que vive en ti, es amor propio, es autoestima elevada, la base más sólida que puedes crear para conocerte cada vez más, desarrollarte a ti mismo y optimizar cualquier aspecto de tu vida en tus diferentes escenarios.

Sobre la base de esta fuerte autoestima, cuando te ordenas internamente, a partir del estrecho contacto con quien eres, puedes re-conocerte en niveles cada vez más específicos y detallados. Por ejemplo, puedes identificar tus fortalezas, aquello en lo que eres “fuerte”, esas cualidades, aptitudes, valores, virtudes en que sobresales respecto a lo común.

Conocerte en detalle, te da la referencia de trabajo interno para expresar aún más y mejor aquello en lo que resaltas, en lo que eres “fuerte”, y aceptar, manejar y desarrollar adecuadamente aquellas otras condiciones que no se te dan fácilmente, siempre desde el aprecio y cariño por ti mismo y todo aquello que forma parte de ti.

  1. Tu identidad.

Cada persona posee un conjunto de rasgos particulares de temperamento, carácter, valores, estilo de comunicación y expresión de sus afectos, que la definen como ser único. Esto es tu identidad.

Ser capaz de mantenerte en contacto con tu ser esencial, libre de juicios y valoraciones cuestionadoras y limitantes, te permite vivir desde la confianza y seguridad que te brinda el amor por quien eres, afianzándote desde esas raíces que sabes nutrir constantemente, arraigándote desde tu Identidad.

Realmente la actitud y comportamiento de la persona que vive desde ahí, se hace notoria en sus diferentes ambientes, dejando siempre un impacto favorable en sus diferentes relaciones y escenarios de vida.

  1. Tus afectos.

Cuando amas quien eres, desde tu niño interno, te resulta fácil expresarte espontáneamente desde ahí, lo cual será reconocido por otros como tu estilo personal de compartir y vivir tus afectos.

Esta capacidad te permitirá desarrollar afinidades naturales por aquellas personas que del mismo modo se sientan atraídas por ti, tal y como eres, en tus diferentes escenarios de vida personal, laboral, social, entre otros.

Además de liberarte del estrés del “disfraz” que requerirías para relacionarte desde alguien que no eres, ser auténtico te ofrece la oportunidad de desarrollar y disfrutar de relaciones genuinas, conscientes, “conectadas” afectivamente, activando tu capacidad de comprender e integrar vivencias placenteras y aflictivas, creciendo juntos.

  1. Tu asertividad y empatía.

La asertividad es una cualidad que se desarrolla a partir de una autoestima bien fundada. Actuamos asertivamente cuando aquello que sentimos es coherente respecto a lo que pensamos, decimos y hacemos. Por otra parte, somos empáticos cuando, desde esta coherencia, consideramos y experimentamos los puntos de vista de los demás, logrando un procesamiento y reflexión integral respecto a cada situación.

Al situarte y comunicarte desde la asertividad y la empatía, tus diálogos suelen ser más enriquecedores, ya que expresas exactamente lo que deseas, además de escuchar al otro conectándote con su experiencia, lo cual te hace más comprensivo. Así creas un ambiente en el que el manejo de las diferencias de pensamiento y afectos, se hacen manejables a favor de ambas partes. Esto mejorará significativamente tu capacidad para crear y afianzar relaciones estables.

En este sentido, mientras tengas menos capas que cubran el centro de tu sentir, mientras más fácil ingenua y desprejuiciadamente conectes desde ti lo que el otro está viviendo en cada escenario de relación, te resulta más fácil ser asertivo y empático.

  1. Tu motivación y creatividad.

Motivación es el proceso interno que te entusiasma, te incentiva y te facilita mantener tus pensamientos y acciones fluyendo en dirección a un objetivo, que previamente has valorado desde tus propias afinidades, como agradable, satisfactorio, desafiante.

Creatividad es tu forma espontánea de expresar tu autenticidad. Es tu pensamiento original, tu inventiva, tu imaginación plasmada en ideas novedosas, que divierten, regocijan y/o resuelven problemas generando soluciones originales y valiosas.

Tu potencial creativo reside en tu niño interno saludable, vibrante, enérgico. Y es esta poderosa energía vital la que verdaderamente impulsará tu auto-motivación para desplegarlo.

  1. Tus decisiones, Tu éxito y bienestar.

Tu niño interno te incentivará a construir una visión de vida alentadora y moverte hacia lo que para ti es tu ruta de éxito personal y bienestar.

Sólo esta pequeña Luz que brilla dentro de ti activará el re-conocimiento de quien eres, tus fortalezas personales y autoestima, tu identidad como ser único, valioso e irrepetible, la expresión saludable de tus emociones, el disfrute de tus afectos, tu asertividad, empatía, motivación y creatividad.

Del mismo modo, tus procesos de toma de decisiones y resolución de situaciones problemáticas se hacen más productivos, integrando razón, sentimiento e intuición, orientándote siempre hacia el mutuo beneficio.

En la medida en que te dispongas a realizar los aprendizajes que requieras en este camino, desde re-conectarte contigo mismo, sanar tu niño interno y activar esta poderosa corriente de vida, hasta elegir qué quieres hacer con ello y cómo, lograrás tu camino de bienestar y realización de tus máximos potenciales.